domingo, 2 de marzo de 2008

¿Querubines?

Bien, todos hemos oído hablar de los Querubines... sí, ya sabéis, esas preciosas criaturitas de pelo rubio y rizado, colorados mofletes, cuerpecillo de niño gordo...

Angelotes filosofando

¡MENTIRA!


Ahí arriba os estoy definiendo a los "angelotes", que científicamente reciben el ridículo nombre de Putti. Los querubines son ángeles, sí... pero de otro tipo muy distinto.


Pequeños Puttis albañiles trabajando en la obra

A ver por dónde empiezo... Ah, sí. Lo primero que hay que decir es que hay muchos tipos de ángeles. De hecho, la teología cristiana establece nueve "coros angélicos", divididos en tres "Esferas". Os los voy a nombrar empezando por los más bajos:



- Arcángeles
- Ángeles
- Virtudes

- Potestades
- Principados
- Dominaciones

- Tronos
- Querubines
- Serafines


Un querubín es un terrible monstruo de seis alas llenas de ojos, armado con una espada de fuego y una mala hostia que te pasas. Dios colocó dos de esos para guardar el Edén después de expulsar a Adán y Eva, rodean como soldados el trono de Dios... en fin, unos ángeles muy muy chungos.

No hagáis mucho caso a lo que dice la wikipedia sobre ellos, no tienen ni cuatro cabezas ni ruedas ni nada por el estilo. Ahí están mezclando querubines con serafines y con el tetramorfos (las imágenes simbólicas de los evangelistas).

Así que ya sabéis, cuando, hablando de un bebé, alguien diga "aaaay, es un querubín diminuto...", reíd para vosotros. O también podéis utilizar esta joya para insultar a los nenes más horrendos sin que mamá se entere.

Para terminar, os dejo una imagen más moderna, pero bastante acertada (excepto por lo de los ojos en las alas) de estos ángeles farrucos.


Un auténtico Querubín, pero sin ojos en las alas (¿tuerto?)

5 comentarios:

Pei dijo...

La verdad es que la última foto parece de algún Caballero del Zodiaco, jeje.

pepe dijo...

chango no tenés la más palida de lo que decís INFORMATE MEJOR que el ángel que pusiste ahí es un Serafín y no un Querubín.
Los Serafines: son el primer coro de ángeles de la Primera gerarquía
"LOS QUEMADOS" (el nombre deriva de las palabra "ser" que significa "yo soy", que en arameo es Yahvé, (por ello que los soldados al arrestar a Jesús pusieron el rostro en el suelo cuando dijo "yo soy") y en hebreo "rapha" que significa "sanador"). Ellos están al lado del Trono de Dios, frente a él, arden con el Amor de Dios. Ellos son mencionados en la Escritura en Isaías
(6: 1). Ellos aparecieron con seis alas, dos alas cubrían sus caras, dos cubrían los pies y las ultimas dos para volar. Están en constante alabanza al Señor.
Los Querubines: son también Ángeles de la primer gerarquía pero pertenecen al segundo coro de ángeles. Son mencionados como los ángeles que Dios puso en la entrada a Edén para protegerla con la "espada llameante" después que Dios expulso a Adán y Eva. Y si tienen ojos en la superficie del cuerpo, pero este obvio no tiene ojos x que vos le erraste fiero che.

Pei dijo...

Jeje, mira tú, ¡un talibán cristiano! ^_^ ¡Me encantan!

Mira majete, creo que para dar lecciones de algo, y que éstas tengan credibilidad, hay que saber escribir correctamente. No me voy a creer las "enseñanzas" de un talibán que comete faltas de ortografía y gramaticales.

Es cierto que la última fotografía no representa un Querubín s.s. (si es que acaso sabes qué significa "s.s."), si es que acaso existen, ya que le faltarían los ojos en las alas y el cuerpo. Pero ya queda explicado en el pie de foto. Se podría llamar una "licencia artística" del pintor.
Sin más, te recomiendo que leas un bonito libro llamado "Ortografía para zoquetes" de la editorial "Cuadernillos Rubio". También te aconsejo que dejes de leer la Cábala.

P.D.: Si vas a citar pasajes bíblicos, hazlo con conocimiento. En Isaías 6:2, no 6:1 como tú citabas, habla de Serafines con seis alas, pero no nombra los Querubines en ningún momento. Los Querubines también tienen seis alas y ojos en ellas. No te las des de listo.

Klever Quezada dijo...

Santa Biblia Reina Valera 1960 - Ezequiel 1
1
Aconteció en el año treinta, en el mes cuarto, a los cinco días del mes, que estando yo en medio de los cautivos junto al río Quebar, los cielos se abrieron, y vi visiones de Dios.
2 En el quinto año de la deportación del rey Joaquín, a los cinco días del mes,
3 vino palabra de Jehová al sacerdote Ezequiel hijo de Buzi, en la tierra de los caldeos, junto al río Quebar; vino allí sobre él la mano de Jehová.
4 Y miré, y he aquí venía del norte un viento tempestuoso, y una gran nube, con un fuego envolvente, y alrededor de él un resplandor, y en medio del fuego algo que parecía como bronce refulgente,
5 y en medio de ella la figura de cuatro seres vivientes. Y ésta era su apariencia: había en ellos semejanza de hombre.
6 Cada uno tenía cuatro caras y cuatro alas.
7 Y los pies de ellos eran derechos, y la planta de sus pies como planta de pie de becerro; y centelleaban a manera de bronce muy bruñido.
8 Debajo de sus alas, a sus cuatro lados, tenían manos de hombre; y sus caras y sus alas por los cuatro lados.
9 Con las alas se juntaban el uno al otro. No se volvían cuando andaban, sino que cada uno caminaba derecho hacia adelante.
10 Y el aspecto de sus caras era cara de hombre, y cara de león al lado derecho de los cuatro, y cara de buey a la izquierda en los cuatro; asimismo había en los cuatro cara de águila.

https://goo.gl/26Kyyq

Klever Quezada dijo...

Santa Biblia Reina Valera 1960 - Ezequiel 1
1
Aconteció en el año treinta, en el mes cuarto, a los cinco días del mes, que estando yo en medio de los cautivos junto al río Quebar, los cielos se abrieron, y vi visiones de Dios.
2 En el quinto año de la deportación del rey Joaquín, a los cinco días del mes,
3 vino palabra de Jehová al sacerdote Ezequiel hijo de Buzi, en la tierra de los caldeos, junto al río Quebar; vino allí sobre él la mano de Jehová.
4 Y miré, y he aquí venía del norte un viento tempestuoso, y una gran nube, con un fuego envolvente, y alrededor de él un resplandor, y en medio del fuego algo que parecía como bronce refulgente,
5 y en medio de ella la figura de cuatro seres vivientes. Y ésta era su apariencia: había en ellos semejanza de hombre.
6 Cada uno tenía cuatro caras y cuatro alas.
7 Y los pies de ellos eran derechos, y la planta de sus pies como planta de pie de becerro; y centelleaban a manera de bronce muy bruñido.
8 Debajo de sus alas, a sus cuatro lados, tenían manos de hombre; y sus caras y sus alas por los cuatro lados.
9 Con las alas se juntaban el uno al otro. No se volvían cuando andaban, sino que cada uno caminaba derecho hacia adelante.
10 Y el aspecto de sus caras era cara de hombre, y cara de león al lado derecho de los cuatro, y cara de buey a la izquierda en los cuatro; asimismo había en los cuatro cara de águila.

https://goo.gl/26Kyyq